Grupo Effort

entrevistsa de trabajo

Consejos para enfrentarte con éxito a una entrevista de trabajo

shutterstock_88229152_post

 

Si has seguido los consejos para la creación de un buen CV y tus aptitudes te han llevado a conseguir una entrevista de trabajo, tu próxima parada es prepararte para ella de la mejor forma posible. Por eso hoy nuestros consejos te ayudarán a superar esa entrevista que te separan del trabajo que estabas buscando.

 

El primer contacto

En muchas ocasiones, la primera toma de contacto que se tiene con la empresa es a través de una llamada de teléfono o un email que realiza el reclutador. Es importante tener en cuenta tres puntos a la hora de responder:

Conseguir una entrevista presencial tras esta primera toma de contacto. Aunque posiblemente la llamada o el email sea para establecer una fecha para dicha entrevista, debes crear interés para el posterior encuentro.

Buscar un lugar tranquilo donde realizarla. Si en el momento de la llamada el ambiente no es el idóneo y no permite la concentración, es mejor comentarle al entrevistador la situación y llamarle poco después cuando te encuentres en una situación de mayor tranquilidad. A la hora de responder un email ocurre lo mismo, por eso elegiremos las palabras adecuadas para expresarnos, prestando especial atención a nuestra gramática y ortografía.

Apuntar correctamente día y hora de la entrevista, los datos del entrevistador y si es necesario su número de teléfono o email.

Preparación para la entrevista

Antes de acudir a la entrevista, busca en internet información sobre la empresa y el puesto al que optas. Seguro que encontrarás material sobre ella, que te ayudarán a responder las preguntas del entrevistador.

La puntualidad y la buena presencia son esenciales, por eso es conveniente llegar 10 ó 15 minutos antes de la hora fijada. Cuida también tu imagen, es lo primero que va a percibir el entrevistador.

 

Durante la entrevista

Sé positivo y valórate. Resalta tus puntos fuertes, cuida tu lenguaje a la hora de hablar y evita expresarte con muchos gestos, aunque los nervios no te ayuden a controlarlo. Sustituye en tus palabras los “peros” por un “además, esto resaltará tu confianza.

No hay que mentir. No tiene sentido tratar de conseguir puestos para los cuales no estás preparado o no tienes la experiencia necesaria. Tranquilízate, piensa siempre tus respuestas antes de hablar y si no entiendes algún aspecto de la conversación trata de aclararlo educadamente con el interlocutor.

Criticar antiguo trabajos o compañeros es contraproducente. Nunca sabes las conexiones que puede tener el entrevistador y causa mala impresión en este. Que la discreción sea una de tus máximas.

Demuestra tu versatilidad y flexibilidad al mismo tiempo que tu seguridad y creatividad. El empresario busca personas que se adapten, que estén abiertas a nuevos retos y formas de trabajar, demuéstrale que eres tú a quien busca. Ten siempre presentes estas palabras a la hora de hablar con tu interlocutor: reto, experiencia, futuro, confianza, colaboración, eficacia, proyecto, garantía, responsabilidad, metas, objetivos… Haz que sean sinceras y utilízalas en el momento adecuado.

Que la naturalidad sea tu carta de presentación. Cuida todos los aspectos de la entrevista pero intenta demostrar siempre la mayor de las naturalidades, teniendo en cuenta siempre el respeto y la educación.

Algunas preguntas claves

En muchas entrevistas se repiten una serie de preguntas clave. Conócelas y prepara tu respuesta en caso de que surjan en el transcurso de la tuya:

– ¿Por qué quieres este puesto?

– ¿Por qué deberíamos contratarte?

– ¿Tienes alguna pregunta respecto a la empresa?

– ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa?

– ¿Cuál ha sido el proyecto en el que has sentido más realizado?

Además, ten en cuenta que pueden aparecer preguntas conflictivas durante la entrevista, haciendo referencia a tus puntos débiles, como puede ser un bajo nivel de idiomas o de conocimientos de informática. Suple tus carencias siempre con entusiasmo y una buena disposición a la mejora.

Por último…

¡NO OLVIDES!

– Apagar el móvil

– Rellena con buena letra las solicitudes que te entreguen.

– Muéstrate entusiasmado respecto al cargo y la empresa.

– Se positivo sobre los motivos que te llevan a dejar tu actual puesto de trabajo u otros puestos anteriores.

– Responde de forma sincera.

– Lleva una copia extra del currículum, aunque lo hayas enviado.

¡Y EVITA!

– Discutir el sueldo o los incentivos.

– Responder a las preguntas con un ‘sí’ o un ‘no’, solamente.

– Divagar en las respuestas.

 

La mejor forma de afrontar una entrevista es no dejar que los nervios nos controlen, por eso respira hondo y piensa en positivo. Llegar hasta ahí ya es un triunfo.

 

FUENTES

Cómo atender la llamada del reclutador

Preguntas clave en una entrevista de trabajo

Claves para superar la entrevista laboral

Claves para tu entrevista de trabajo